Size / / /

Advertencias de contenido:


[This story can also be read in English.]

1. En la galaxia hay buenos y malos, como en el planeta hay distintas clases de simios y algunas plantas.

2. En el fondo del mar no hay poetas, sólo criaturas fotovoltaicas y paisajes sombríos.

3. Flesh Gore es un texto ciborg, tal vez el último de su especie.

4. Un texto ciborg, por definición, es una entidad telepática que produce alucinaciones textuales.


1. En la galaxia hay más malos que buenos, como en el planeta hay simios buenos y malos, y algunas especies de plantas venenosas.

2. En el fondo del mar hay muy poca poesía, el paisaje es desolador, gris metalizado y frío.

3. Flesh Gore es una leyenda de la piratería galáctica, el más valiente corsario que he conocido.

4. Para entender más a fondo un texto ciborg es necesario conocer Las Leyes De La Ficción Cosmogónica y La Narraturgia Trascendental Del Primer Día.


1. En la galaxia hay suficientes buenos para hacerles frente a los malos, como en el planeta hay suficientes plantas para alimentar a los simios.

2. En el fondo del mar la poesía algunas veces surge como una explosión ascendente de lava directo del núcleo.

3. Flesh Gore, padre de la Narraturgia Trascendental Del Primer Día, ha desaparecido sin dejar huella.

4. Las Leyes De La Ficción Cosmogónica son tres.


a. La ficción es fricción.

b. La imaginación es redonda.

c. El cosmos es metaficción.


1. En la galaxia han perdido los buenos, pero no han ganado los malos, como en el planeta los simios han descubierto el fuego.

2. En el fondo del mar la poesía aparece y desaparece, algunos moluscos gigantes atraviesan el espacio infinito como si fueran los responsables de la devastación que los rodea.

3. Flesh Gore, líder de la resistencia textual, comandante del Ejercito Ecuménico Antisistema.

4. Todo comenzó cuando un meteorito ingreso en la atmósfera, destruyendo nuestros sistemas de telecomunicación.


a. La fricción es la resistencia natural de un cuerpo frente al desdoblamiento de las dimensiones textuales.

b. La imaginación no tiene fin, procede de la intuición ecuménica procesada por un sistema aleatorio de secuencias de lenguaje.

c. El cosmos es la última frontera, la posibilidad del esperanto.


1. En la galaxia hay poderes que se oponen a la luz, como en el planeta hay dioses ligados a los fenómenos meteorológicos.

2. En el fondo del mar la poesía se revela, cada tanto, como una vibración proveniente de la superficie que recorre, con su látigo fantasma, el paisaje barroco.

3. Flesh Gore, también conocido como Roldán-Epicuro, inventor de la máquina de mundos textuales.

4. Aterrizamos con dificultades, el lugar, a simple vista, parece deshabitado.


La máquina de mundos textuales transforma la imaginación de un ente en emulsión telepática editable, ya sea en formatos pequeños (soporte impreso) o en cápsulas energéticas de alto alcance.


1. En la galaxia gobierna More el Despiadado, destructor quid, mulo telepático, como en el planeta gobiernan los palíndromos sobre los capicúas.

2. En el fondo del mar la poesía tiene ojos que no sirven para ver sino para transformar la luz en códigos de lenguaje abstracto.

3. Flesh Gore, entidad icónica de la ciencia ficción, ha expresado que —la invención de Morel— es apenas una alegoría de la pugna transhistórica de ciertos poderes ficticios por el control y el dominio del sentido de la realidad como excepción textual, y no una exégesis de los procesos textuales dentro del amplio campo de la hermenéutica cosmogónica.

4. La adaptación de una obra mediante el uso de técnicas no textuales conlleva la creación de modelos de perspectiva reminiscentes que condensan el flujo del campo ficticio enajenado.


a. Es posible trascender la ficción, según la teoría de la recepción, al transponer el horizonte como realidad posible y la realidad como espacio textual no confinado al método.

b. La imaginación se fuga con la aceleración de la luz.

c. El cosmos es un instante de revelación y entendimiento de los procesos textuales complejos.


1. La galaxia como dimensión textual exegética es una anagogía y no una utopía, como la historia del planeta se parece más a una epopeya que a una serie de dibujos animados.

2. En el fondo del mar la poesía explora la posibilidad de un lenguaje fonético universal, esto a partir de la genealogía de la metaficción que trasciende al texto, al autor y a los posibles lectores.

3. El Ejército Ecuménico Antisistema refunda el texto y establece la materialización de la ficción en un espacio deformado por la pugna de poderes ficticios antagónicos.

4. La ficción es por sí misma la realización del porvenir textual, según se establece en la Narraturgia Trascendental Del Primer día.


a. La ficción es metaficción y la metaficción es la revelación del texto como ergodia trascendente.

b. La posibilidad de una imaginación no contenida en el instante depende de las capacidades textuales de la entidad rizomática que involucra la vida y la muerte, y el deseo como acción.

c. El cosmos es ficción contenida en simulacros.


1. En la galaxia los buenos y los malos están deformados por el texto, como en el planeta los simios han sido transformados en burócratas al servicio de una supuesta ecuación trascendental, y las plantas en ornamentos estéticos suplementarios de la vida domesticada fuera de la ficción.

2. En el fondo del mar la poesía se traduce como la posibilidad narrativa de la vida sin fin en penumbras o fuera de la luz.

3. Flesh Gore se reveló contra More un día después de escribir un largo poema sobre la primera noche del mundo en el que se traspone el texto y la vida, égloga contra el pavor de la conciencia contenida en el instante, atari por nacer de juncos, el descubrimiento textual fundamental frente al acto de ensoñar corderos al viejo estilo de Lautréamont o Fogwill.

4. La capacidad de seguir narrando está limitada por la intensidad del instante del autor o la proximidad con la vida como demostración de la ficción en la posibilidad de realidad textual.


a. El largo poema sobre la primera noche que escribió Flesh Gore, el día que se reveló contra More el Despiadado, quid ad astra, verbo prohibido, es también la llave para entender la confabulación de la Narraturgia Trascendental Del Primer Día y la saturación textual del campo de flujo del lenguaje ensimismado en la transparencia del discurso.


a. El texto supera la luz y se impone como forma ilimitada intermitente.

b. La Narraturgia Trascendental Del Primer Día es la dimensión del metatexto como entidad brillante y fuera de la norma, Flesh Gore volando a todos lados, más allá de la luz, en la épica teatral de la tentativa de la revelación final, el apocalipsis crónico que vuelve indispensable a la imaginación como punto de fuga hacia el espacio en blanco, la salvación al cruzar la calle o mirar al cielo despejado, el olor a cercanía y la suerte como moneda que arde a una patada del incendio del bosque.


c. El texto surge de un espacio en blanco, al contrario del cosmos que existe en una dimensión de penumbras y reflujo, pero ambos, el texto y el cosmos, se expanden o retraen de acuerdo a los desplazamientos de la ficción por el chamizo colocado en los confines, no queda nada al final, sólo la dimensión imaginaria de lo que pudo ser.

c. El texto y el cosmos son iguales y complementarios en la imaginación potencial del héroe en turno.

c. El cosmos es un espacio ilimitado de imaginación.

c. El texto existe como vocación de augurios.


Flesh Gore se salta la línea, parece mirar directo al sol o más allá, atravesando, los ojos puestos en el texto, se mete en las comisuras de la realidad y se desplaza por el lugar que arde sin fin, no hay más camino que el revólver pegado a la sien, la ficción es apenas un lunar pintado junto a la boca, la vida es casi un videojuego, el autor del texto desapareció desde la primer línea, se fue con los caballos salvajes por la pradera hacia el mar o por los riscos, como en el poema de Jorge Pimentel, no tan cierto como la primavera y el amor entre amigos, y la vida juntos, detrás del sol, escondidos en un planeta de simios que apenas van por ahí pensando que existen apretados en un resquicio de signos y formas abstractas, una ecuación final que supere el sentido de la realidad como ficción dentro de la ficción, acelerada forma de encontrarnos, Flesh Gore está por nacer, o nunca ha existido, el otro tampoco, ni nadie es necesario, se rinden ante el flujo constante de entretenimiento barato, la vida como secuencia lógica intrascendente, personalizada (eso sí), pero indeterminada y sólo aparente, fantasía de la lluvia por venir, todo seco y despatarrado, el asunto se torna triste como debe ser, apenas melancolía de falso pergeño, debajo de la latitud y muy cerca del vórtice, todo ahí, Flesh Gore y los ejércitos de la tradición y el diablo con la cola entre las patas y More, al final…


Pero, ¿dónde caben todos? Es posible dejarlo atrás, comenzar con otra suerte, otra luz, otro santo, si queda algo por decir, que se ponga cursi y fácil, o como sea, pero es apenas un decir…

 


Discrepancias sobre la naturaleza de los conejos

1. Si un cuento traspasa la realidad o si sólo refleja la naturaleza enajenada de los conejos.


1. Un texto no es democracia ni militancia, salvo si se trata de militancia textual.

2. A pesar de todo, un texto nunca deja de ser cosa seria.

3. Por tratarse de un ente ficticio es un organismo redondo, ecuménico, como el trayecto en camión que comienza y termina en tal lugar, que arranca con rumbo fijo, y que pertenece, por un instante, a ciertos parajes pavimentados casi clínicos.

4. Pasamos de una zona de luz a un espacio intermitente, que luego se vuelve sombrío.

5. Al final todo se aclara como por arte de magia.

6. El texto y el mundo son una sola distancia que a veces huele a frutería o a pan caliente; a plagas o a cercanía; a alcantarilla o a todo junto.

7. Yo no suelo viajar en camión, prefiero caminar, perderme entre la gente y llegar a casa quién sabe cómo, al anochecer o al otro día.

8. Un texto es igual: no sabemos cómo pero siempre llegamos a nuestro destino.

9. Me gustan los textos que van como en despoblado pero que al final llegan y nos abren la puerta de la casa.

10. Y hasta se ofrecen a arroparnos, como si nos conociéramos de toda la vida.

11. Como si al final estuviéramos a salvo.

12. Pero no te engañes, un texto es tan peligroso y salvaje como cualquier revolución al otro lado del mundo.

13. ¿Una revolución de pensamiento?

14. Una tentativa de creer en algo, como si te atravesara una suficiente luz.

15. ¿Una revolución textual? ¿La posibilidad de una revolución de la realidad a partir de la ficción? ¿Una realidad distinta como hipertexto?

16. Nada cambia al parpadear o chasquear la lengua, pero todo ha cambiado.

17. Se acerca por detrás y te pide la hora y cuando estás a punto de dársela te extiende una luz que te atraviesa como un precipicio o un mundo por nacer detrás de la mirada.

18. El asunto se reduce a la naturaleza de los conejos.

19. Nadie en la habitación ha visto nunca un conejo.

20. Todo mundo sabe que existen los conejos pero los imaginan como ardillas con orejas largas o como ratas que sólo comen zanahorias o como señores gordos disfrazados de conejos.

21. Todos están equivocados.

22. Hasta donde cabe, los conejos no existen más que en la imaginación.

23. Es decir, son lo que son, pero no son más de lo que son.

24. Perviven o se enajenan por el encanto que produce su misterio.

25. Algunos contemplan la posibilidad de arrancar una nueva teoría sobre la naturaleza ciborg de dichos animales textuales.

26. Los conejos serían definidos como ciborgs textuales dentro de la teoría del hipertexto.

27. Serían considerados tentativas de choque, posibilidades de o expectativas nulas.

28. Pero los más, acuerdan que los conejos son textos de otra época, que no vale la pena recordar.

29. Si no tienes nada qué agregar, desapareces y apareces en otro sitio, o en el mismo sitio pero siendo otro, y te atraviesas en el camino contigo mismo, o con alguien muy parecido con la cabeza llena de las mismas discrepancias sobre la naturaleza de los conejos…

Aquellos que te encuentras en mitad de la nada, que se acuerdan de ti de alguna parte, entrecierran los ojos y dicen muy claros que sí, claro, te palmean el hombro, te abrazan, como si te conocieran de toda la vida; dicen haberte leído desde siempre, muy recomendado que estás, y cuántos honores que te mereces. Ya lo dicen, si fuera por ellos, ufas, el mundo feliz, el cuarto a punto.

Si fuera al revés, que me encontrara conmigo mismo como si me conociera de otra parte, y apenas me reconociera, o pensara, como un atisbo, que nunca llegué a ser aquel que somos, lo dejaría pasar, cada uno con su tibieza, sin decir pío ni aguas van, ni un sobresalto, ni un mínimo descaro que nos pusiera a plomo.


1. Si la vida se me fuera en escribir, en alguna ocasión, por desidia o vértigo, regresaría sobre mis pasos y me pondría a leer, de principio a fin, todo lo que merece la pena ser leído y sólo imaginaría por un instante todo lo que podría haber escrito.

2. Si me encontrara en mitad de la nada conmigo mismo, sin acordarme quién soy, pensando tal vez que soy otro, y me festejara lo bien que escribo y todos los homenajes que me merezco, regresaría sobre mis huellas y no me diría nada, pasaría de largo, un resquicio de sonrisa a lo mucho, cada uno con su golpe de tibieza y su porción de pan, yo mismo con mi incertidumbre, al corriente de mi propio cuento por osmosis, la salvedad de una vida que parece ficción pero que se dobla sobre su parte pareja hacia el fondo, piel quemada que no encuentra la luz, laja cóncava que por inmersión resplandece…

3. Si la vida se me fuera en leer, por casualidad o desidia comenzaría a escribir, de principio a fin, o a golpe de luz…

4. La luz, que sumergida en sal, redonda y grave, emerge desde el otro lado como un sol. La corona de sombras, detrás del sol, que vemos como un aura enajenada, y en su totalidad con lo abstracto como un ojo profundo de animal que a trote leve se salva de caer por un risco hacia el mar.


1. No hay galaxia sino buenos y malos peleando por lograr imponer su versión de la realidad sobre un planeta que no es más que un páramo de simios extasiados con la luz que emerge del otro lado de las montañas.

2. En el fondo del mar no hay poetas porque este es un país desolado y peligroso.

3. Ni Roberto Bolaño ni Mario Levrero están aquí para cambiar las cosas, todo sucederá como estaba previsto.

4. Es terrible suponer que la densidad del texto está en lo críptico, pero más terrible es llegar al final y no descubrir nada sintiéndote estafado.


1. No hay galaxia sino bebidas alcohólicas y cuchillos en un planeta salvaje que está a punto de extinguirse.

2. En el fondo del mar no hay poetas porque este país le pertenece a algunos moluscos gigantes y a las leyes inertes del magnetismo.

3. Ni Clarice Lispector diría otra cosa, simplemente nos tomaremos de la mano y esperaremos que el final nos llegue rápido y sin dolor.

4. Dedícate a escribir y no flaquees, de pronto podrías brillar casi como un planeta a la deriva.


a. Un texto es una revelación, más no toda revelación es un presagio.

b. Un presagio es a veces un espacio que se llena de revelación, un texto que por un instante adquiere realidad.

c. El mundo flota como un péndulo entre la revelación y el presagio, por sí mismo no tiene realidad, es la ficción la que le da forma y lo contiene, gota tras gota, en un mar de posibilidades, en una galaxia como preámbulo.


1. No hay galaxia ni héroes, como en el planeta no hay simios ni agua, ni expectativas de vida.

2. En el fondo del mar no hay más que ratones de agua y cucarachas acostumbradas al calor sulfuroso que exuda el núcleo.

3. Ni César Aira podría decir que nos equivocamos, que no moriremos de golpe si no por falta de alimento y agua potable a la larga.

4. Algunos poetas desesperados, y aventureros, tratarán de buscar la solución en los textos antiguos a este problema que no sólo es críptico sino inútil, meramente estético.


a. Un texto dentro de un texto dentro de un texto que al final resulta ser una perla que alguien acaba de extraer del mar, y que nosotros miramos como si de ese punto de luz encajado la realidad retornara por inercia a las profundidades incógnitas.


b. Una perla que es todo pero nunca una perla y jamás un aleph.

b. Una perla que es una perla, pero que no es una perla; un punto de fuga, tal vez.


c. Un espacio oscuro y cóncavo que al mirarlo nos devuelve la mirada como si se tratara de una cucaracha.

c. Un espacio oscuro y cóncavo que nos mira y que quisiéramos aplastar para volver de la ensoñación en que nos encontramos.

c. Un espacio oscuro y cóncavo que se traduce en un espacio más profundo de realidad.


d. Estamos encajados en un texto por inercia, en un pequeño relato matarratas donde apenas podemos movernos y respirar.


e. De nosotros no depende el momento.


[La naturaleza ficticia de los conejos]

1. No hay galaxia sino cuentas al azar de tiempo y distancia que sólo algunos científicos podrían argumentar que entienden, como en el mundo hay distintas clases de simios y algunas plantas.

2. En el fondo del mar no hay poesía, sólo archipiélagos apagados que parecen crujir con voces macabras como en los dibujos animados de antes.

3. Ni Rimbaud a esta hora de tinieblas podría decirnos lo contrario, eso sí, no cabe duda que se pondría a maldecir su suerte, otra vez.

4. ¿Recuerdas a Flesh Gore? Flesh Gore murió atravesado por un rayo láser que surgió de la nada.


a. La noche que lo enterramos en el desierto de aquel planeta sin ley más allá de la luz.

b. La noche que lo enterramos llovían fotolitos, pequeñas fosforescencias inertes, medusas de energía condesada que nos escocían la piel al contacto.

c. Y me han dolido los cuchillos de esta mesa en todo el paladar.


1. Empezaría con un verso de César Vallejo, como en la última frontera del texto, pero debo seguir: no hay galaxia sino versos comprimidos en cápsulas de memoria residual.

2. ¿De dónde parte el cuento y dónde sobra la novela?

3. ¿Es posible escribir un relato del relato que se convierte en un ratón con orejas largas como de conejo?

4. ¿Un ratón podría convertirse en un conejo si le ponemos orejas largas?


a. Un ratón es una bola de pelos que cabe entre las manos y que podría vivir para siempre si se le alimenta con suficiente queso.


b. Un conejo, en cambio, puede ser cualquier cosa que intente escapar con violencia de nuestra trampa textual.


c. Tanto los conejos como los ratones viven en madrigueras, espacios ficticios bajo nuestros pies que conducen a todos lados, incluso más allá de las estrellas.


c. Tanto los conejos como los ratones se alimentan de los desperdicios de la imaginación, los segundos prefieren el queso, sobre todo el queso con agujeros.


c. Los conejos, en los dibujos animados, sólo comen zanahorias.


ESTRELLA DE LA MUERTE

ESTRELLA DE LA MUERTE

ESTRELLA DE LA MUERTE

1. En la galaxia hay buenos que se defienden con espadas de luz y malos que atacan con escuadrones de la muerte, como en el planeta hay simios que construyen catapultas y simios que forjan yelmos y simios que se esconden en cuevas cuando todo se destruye.

2. En el fondo del mar la poesía es lumpen, arranca de las piedras y acelera como un ciclón contra las especies de la superficie.

3. “Jamás encontrarás la salida de este laberinto, entrégate a la luz, concibe la ficción en la que te has inscrito”, aparece por ahí en el libro de la Narraturgia Trascendental Del Primer Día.

4. A la larga, nada sucede sino en la imaginación, nada existe fuera de la ficción.


a. La ficción es facción.

b. La imaginación es esto.

c. El cosmos es antes y detrás (y afuera).


1. En la galaxia hay éxtasis y cursilería, como en el planeta hay fiestas rituales y entierros.

2. En el fondo del mar la vida trasciende la poesía porque surge de los parajes más hostiles y ahí se mantiene inerte, a la espera de la ficción inconcebible.

3. Ni Fogwill dirá lo contrario, si lo dijo fue con rencor, echándose a nadar entre la dispersión de los mundos como el fantasma de una ballena.

4. La capacidad textual de la imaginación es el espacio que se abre al despanzurrar la serpiente.


a. Toda facción es evidencia de la realidad como instante dentro de la ficción.

b. El instante es el momento en que se cruza el texto con la tentativa de otro texto en la imaginación.

c. Somos una porción dentro de una porción más grande, mas somos aquí y no, ficción que se apresura a desaparecer.


1. En la galaxia todos se traicionan, como en el planeta nadie sobrevivirá al futuro.

2. En el fondo del mar la poesía es la enajenación de riscos y pendientes al encontrarse con los pequeños cardos que atraviesan en zigzag el espacio en sombras en busca de alimento.

3. Flesh Gore, proeza de la narración, sobreviviente del texto, puntuación máxima, canto perdido de Nezahualcóyotl.

4. Un texto es lo que es, y es lo que no es, en un sentido lineal y redondo, una tentativa de realidad pegada a la ficción, un hipertexto, una ficción que funciona como mecanismo potencial de realidad textual, la capacidad para narrar algo increíble como si fuera cierto o posible, pero no, un texto es apenas un texto, un medio para lo increíble, una luz que se condensa en el instante.


1. En la galaxia hay buenos, realmente buenos, y malos muy malos, como en el planeta hay creyentes y herejes.

2. En el fondo del mar la poesía es un túnel que comunica este mundo con el más allá.

3. Cuando llegaron los monstruos y se impusieron fácilmente con su tecnología, el mundo se convirtió en un esquema de buenos y malos a la sombra de un poder oculto que traducía la ficción en realidad mediante una supuesta ecuación trascendental.

4. No sabemos si es antes la ficción o la realidad pero ambas pertenecen al ámbito de lo posible como instante textual dentro de la metaficción del Ejército Ecuménico Antisistema.


El ejército Ecuménico Antisistema proclama:

a. La ficción es apenas una dimensión textual, es decir, existe confinada dentro del texto.

b. Toda ficción es remanente de otra ficción y toda ficción es remanente de una Ficción que trasciende toda ficción.

c. Ninguna ficción existe fuera de la Ficción que es el Rizoma Ascendente Fundamental.

d. El Rizoma Ascendente Fundamental no es ninguna ficción, es el cauce que da pie a la realización de toda ficción como instante de realidad y más allá como realidad textual y como verbo encarnecido.

e. Ningún texto existe más allá de sí mismo.

f. Ningún texto confirma la existencia de un texto trascendental a pesar de que éste existe.

g. Ningún texto depende más que de sí mismo.

h. Ningún texto es otra cosa más que un simple texto.

i. Todo texto es ficción y toda ficción es realidad textual.

j. Todo texto es realidad textual en tanto ficción, en tanto verbo encarnecido.

k. Todo texto encarna la ficción en tanto realidad textual, en tanto encarna la realidad por un instante.

l. La vida es ficción si así se quiere.

m. La vida es realidad si así se pretende.

n. La vida es lo que es porque así es.

o. No existe la ficción pero existe la ficción.

p. No existe la ficción pero se existe dentro de la ficción.

q. No existe la ficción pero esto es una ficción.

r. La realidad textual es la realidad por un instante.

s. La realidad textual es la ficción como potencial de realidad.

t. La realidad textual es el verbo encarnecido.

u. No hay más que agregar.

v. Todo lo que se ha dicho antes es suficiente.

w. Estamos por llegar al final.

x. Ya casi sucede lo que está predicho.

y. Per aspera ad astra.

z. Nada sucede, todo permanece igual.


1. La galaxia se repite en sus principios básicos, como el planeta se reduce a criaturas vivas y espacios infinitos por descubrir.

2. La poesía, en el fondo del mar, es un enjambre de luces vivas de lenguaje abstracto.

3. La vida en la superficie es apenas una mancha de cuerpos pulverizados sobre la superficie del tiempo a punto de desaparecer por la erosión y el impacto de la luz a la distancia.

4. Otra tentativa de ecuación de César Aira: “Los que se lamentan son siempre los otros, a quienes en el fondo no les importa nada”.


Conejos adheridos al cuento

Mejor no contar nada, es posible que los conejos ronden por ahí y se metan a la ficción con solo nombrarlos.


¿Qué clase de conejos nos aguardan?

¿Aquellas encarnaciones malignas y aceleradas con largas orejas y bigotes?

¿O aquellos diablillos rústicos y afelpados que aguardan bajo tierra con sables y ganchos?

En todo caso, son figurillas simbólicas de la naturaleza voraz y el mal gusto que alguien retrató en otra época para asustar a los niños y a los ignorantes.


¿Los conejos existen o son sólo un trazo de otra ficción?

¿En todo caso, existimos o estamos atrapados en un texto sobre conejos?

¿Existen los conejos a la vez que existimos?

¿Nadie existe?


¿Qué mundo es este

en el que los conejos coexisten con nosotros, predicadores del bien más fundamental?

¿Es esto el apocalipsis?

¿La levedad del castigo por no cumplir con nuestro deber como santa humanidad?


1. En la galaxia hay buenos y malos, pero eso a nadie le importa.

1. En el planeta, los simios han aprendido a cultivar y se han vuelto sedentarios.

1. En el planeta han surgido pueblos que atraviesan el mundo.

1. Estamos a la expectativa de lo que sucederá con el planeta de los simios.


2. En el fondo del mar la poesía está en constante cambio por los procesos intrínsecos de las mareas y los cambios de temperatura abruptos.

2. En el fondo del mar alguna vez apareció el esqueleto de un poeta que pronto se transformó en residuos de calcio y núcleos fosforescentes atípicos.

2. En el fondo del mar muchas veces no pasa nada y así está bien, todo parece envuelto en calma y desolación.


3. Ni Octavio Paz podría cambiar nuestra situación de desdichados, la sombra de la muerte nos acompaña, el pájaro fatal de pico azul y ojos negros, el espacio cósmico agonizante, la materia inerte que nos roba el sabor…

3. Ni nadie puede salvarnos, por más que busquemos estamos a punto de ser recortados, piel y sangre, hueso tecnicolor, todo junto y sin fin, fuera del texto, más allá del texto, en el hipertexto, residuos de la ficción.


4. Flesh Gore cruza la avenida, le cuenta un muy mal chiste a una avestruz que parece ignorarlo, Flesh Gore no se da cuenta que sólo se trata de una avestruz y en un momento de confusión mental saca su pistola de rayos y le vuela la cabeza al ave gigante.


Flesh Gore no se arrepiente de lo que hizo porque apenas existe dentro de un texto que no le pertenece, se mueve y actúa de acuerdo a lo que le dicta un ente superior (?).

Flesh Gore es la memoria reactiva de un texto que hace mucho dejo de existir, que ahora se resiste a desaparecer, que se volará la cabeza en tres, dos, uno…


El final alternativo del texto es el comercial de un refresco de naranja genérico.

Aparece en primer plano una lata de refresco ingresando a la atmósfera a toda velocidad, a punto de chocar contra los riscos.

Al fondo se observa una tribu de simios alrededor del fuego recién descubierto.

De manera subliminal pensamos en una bebida dulce, ligeramente afrutada, burbujeante…




Vraiux Dorós (Cdmx, 1992) Poeta & Mago. Colecciona dinosaurios en miniatura.

Vraiux Dorós (Mexico City, 1992) Poet & Magician. Collects miniature dinosaurs.

 @explosivoss, ejercitodesalvacion.tumblr.com
Current Issue
18 Oct 2021

Dreams were extensive and exhausting projects, not to mention expensive. Nightmares, on the other hand, were quick.
A low-slung hoverlimo, which coiled upward
By: K. Ceres Wright
Podcast read by: Ciro Faienza
In this episode of the Strange Horizons podcast, editor Ciro Faienza presents K. Ceres Wright's “Mission: Accomplished.”
Wednesday: As the Distant Bells Toll by Aleksander Ziljak 
Friday: Prime Deceptions by Valerie Valdes 
Issue 11 Oct 2021
By: Lisabelle Tay
Podcast read by: Kat Kourbeti
Issue 4 Oct 2021
By: Anthony Okpunor
Podcast read by: Ciro Faienza
4 Oct 2021
If you want to donate, or check how close we are to unlocking another story, poem, review, or essay, here's the link.
Issue 2 Oct 2021
29 Sep 2021
Opening to fiction submissions for the month of November!
Issue 27 Sep 2021
By: Mary Robles
Podcast read by: Ciro Faienza
Issue 20 Sep 2021
By: Clara Ward
Podcast read by: Kat Kourbeti
Art by: Courtney Skaggs
Podcast read by: Ciro Faienza
Issue 13 Sep 2021
By: Steve Castro
Podcast read by: Ciro Faienza
Issue 6 Sep 2021
By: Yuna Kang
Podcast read by: Ciro Faienza
Podcast read by: Yuna Kang
By: B. Pladek
Podcast read by: Kat Kourbeti
Issue 30 Aug 2021
By: Ian Goh
By: Andy Winter
By: Yong-Yu Huang
By: Sunny Vuong
By: Natalie Wang
By: Mark Dimaisip
By: Yvanna Vien Tica
By: Jack Kin Lim
By: May Chong
By: P. H. Low
Podcast read by: Ciro Faienza
Podcast read by: Ian Goh
Podcast read by: Yong-Yu Huang
Podcast read by: Sunny Vuong
Podcast read by: Natalie Wang
Podcast read by: Mark Dimaisip
Podcast read by: Yvanna Vien Tica
Podcast read by: Jack Kin Lim
Podcast read by: May Chong
Podcast read by: P. H. Low
Load More
%d bloggers like this: